jueves, 27 de noviembre de 2008

LA GUERRA DE LAS 100 HORAS , Y EL FUTBOL COMO EXCUSA...

Cuando las cosas no van bien en una relación, ya sea personal, laboral o, como en este caso, diplomática cualquier excusa es válida para encender la mecha que haga estallar un conflicto.


En 1969, en las eliminatorias para el mundial, Honduras y El Salvador debían enfrentarse en el campo de juego. Pero la situación socio-política de ambos países no era precisamente la mejor, descontando ya que fue la época de gobiernos militares que tomaban cualquier excusa para desviar la atención, esta vez se usó el Fúbol para tal causa.

¿Es posible llegar a un conflicto armado por un partido de fútbol? decir eso sería simplificar demasiado la historia, en este caso el fútbol se usó como medio para convencer a las masas y exaltar ese falso y estúpido nacionalismo, como siempre me quejo, aquí somos Argentinos solamente cuando juega la selección, especialmente cuando gana

Bueno, para que lo sepan, todos los latinos tenemos el mismo defecto, un poco de historia...




El 6 de Junio de 1969 se jugó en Honduras el primer partido, desde el principio empezó todo mal, alentados por los medios de prensa que incitaban a la violencia y apoyados por el gobierno que pretendía machacar las culpas de todo lo malo a los casi 300.000 inmigrantes (ilegales la mayoría) salvadoreños, muchos hinchas hondureños fueron a "visitar" el hotel donde se hospedaba la selección de El Salvador.

Durante toda la noche hicieron ruido, gritaron, insultaron, tiraron comida podrida y otras cosas contra el Hotel. El partido se jugó al otro día y, como era de esperar, el seleccionado de El Salvador no había podido dormir y perdió 1 a 0.

El 15 de junio se jugó la vuelta en El Salvador con un método similar pero esta vez la violencia en aumento, hubo muertos y heridos en mayor cantidad que en el partido anterior. Ganó El Salvador 3 a 0.

El 27 de junio se juega un desempate en Ciudad de México para evitar el conflicto, pero si bien el partido terminó 3 a 2 para El Salvador la cuestión no terminó aquí.

Ambos países pasaban por un mal momento, EEUU implementaba (casi por la fuerza) el mercado común centroamericano para contrarrestar el impulso revolucionario de Cuba, esto acarreaba problemas económicos en ambos países, la mano de obra Salvadoreña en Honduras fue el chivo expiatorio de todas las culpas, comenzaron las deportaciones.

El partido de futbol fue utilizado como medio de exaltación de las masas, enójense con el vecino, es su culpa que nos vaya mal, digamos, la clásica xenofobia incitada por los estados totalitarios.

Para el 14 de Julio de 1969 el ejército Salvadoreño invadió Honduras, la guerra duró tan sólo 100 horas, el 20 de Julio se negoció un alto al fuego vía la OEA (Org. Estados Americanos), las tropas se retiraron para principios de Agosto.

¿Que trajo para ambos países esta estúpida guerra? más de 35000 muertos para comenzar, si, se mataron con la excusa del partido, pero no sólo eso fue lo malo, además estos militares que dirigían ambos países se vieron impulsados políticamente y quedaron mejor ubicados que antes. Si, la gente es guiada por la banderita sin dudas, en este caso se demostró cuan fácil era hacerlo desde un partido de fútbol para justificar la expulsión de 300.000 personas de un país a otro, matar a 2000 y dejar a ambos pueblos enemistados siendo tan cercanos en su origen.

El Salvador quería su camino al atlántico y no lo logró por la fuerza, una rápida reacción Hondureña lo impidió pero al costo tan alto, para colmo, no sólo no se logró ni un centímetro de territorio si no que se perdió muchísimo más. Es que las guerras, son estúpidas SIEMPRE.

Así pues, tuvimos una guerra "del fútbol", la próxima vez que se nos incite a odiar a un hermano o vecino por un partido de fútbol recuerden este detalle de la historia y dejen de comportarse como infrahumanos, es un puto partido de fútbol, nada más.






Resultados de los encuentros

el 6 de junio de 1969 - El Salvador-Honduras 0-1 (0-0 en el descanso)
el 15 de junio de 1969 - El Salvador-Honduras 3-0 (3-0)
Un desempate hacen juego el 27 de junio de 1969 - El Salvador-Honduras 3-2 (1-2 en el descanso, 2-2 en de jornada completa), jugado en México.

Consecuencias de la guerra

La muerte de aproximadamente 35.000 personas.

La finalización de esfuerzo de integración regional conocido como Mercado Común Centroamericano (MCE), diseñado por EEUU como una contraparte económica regional a los efectos de la Revolución Socialista en Cuba.

El refuerzo del papel político de los militares en ambos países. En El Salvador, en las elecciones legislativas que siguieron, la mayoría de candidatos del Partido de Conciliación Nacional (PCN) de El Salvador, en esa fecha ejerciendo el gobierno, fueron extraídos de las filas militares, haciendo una enorme apología de su papel en el conflicto y por consiguiente resultando victoriosos en las elecciones de diputados y alcaldes de la época.

El agravamiento de la situación social en El Salvador, producto de las deportaciones desde Honduras, ya que el gobierno tuvo que facilitar a estas personas la reinserción económica que no se logró satisfacer adecuadamente. Aumenta la presión social que marca el antecedente de la guerra civil que vivirá el país centroamericano.




Dos países, una relación con "honduras" dónde el fútbol no oficio como "el salvador", sino que fue la mejor excusa para lo peor.




video

2 comentarios:

Extensus dijo...

Un post muy interesante y curioso. Saludos.

Nico dijo...

La violencia parece que nos esta ganando, en el Uruguay se suspendio la íltima fecha del campeonato, pue el ministerio del interio no daba garantia para que se disputaran 4 partido a la misma hora y el mismo día, ¿nos ganaron los violentos? Por Dios que no sea así, el fútbol es una arte que debemos cuidar. Abrazo y feliz 2009